Imperial Torrija, el postre hecho cerveza por H2ÖL Brewing y Tyris
5 de 1 voto

Imperial Torrija, el postre hecho cerveza

Todos conocemos el tradicional postre llamado Torrija. Pero que se pudiera hacer una versión cervecera del mismo es algo más extraño. Pero sí, existe. Todo surgió cuando Elliott König, integrante del tándem Olhöps – H2ÖL Brewing – Höp Cream, y fan de los desayunos americanos probó la torrija. Al encantarle, y haber probado la cerveza de Miami de Funky Buddha, French Toast, propuso crear una “Spanish french toast como homenaje al gran postre que probamos en el Mesón los Rosales, situado en la salida de Cañada Juncosa, uno de los pocos lugares donde se puede probar la torrija durante todo el año.

Tras la propuesta y pensarlo bien los chicos de H2ÖL Brewing decidieron proponer a Cerveza Artesana Tyris el reto de colaborar y crear una Imperial Torrija, un postre líquido que está siendo considerada como una de las mejores cervezas artesanas realizadas en Valencia y que tiene visas de convertirse en una fija en locales especializados como Olhöps Craft Beer House y Tyris On Tap.

Pero, ¿qué contiene su Torrija hecha cerveza?

La Imperial Torrija es una Doble Brown Ale densa, compleja y alcohólica, de ahí su lema “Not your grandmass torrija”. Inspirada en el postre de Semana Santa, este postre líquido, fabricado mano a mano con los chicos de Cerveza Artesanal Tyris, no tiene porque solo limitarse a tomarla en la Semana Santa. ¡Cómo poder resistirse! La cerveza está hecha con prácticamente todos los ingredientes que lleva una Torrija. La combinación de 7 maltas crea un cuerpo contundente y complejo. Las maltas biscuit, caramelo y las torrefactas de cebada y trigo presentan un aroma a caramelo, maltas tostadas y pan dulce. Las adiciones de copos de avena y lactosa, el toque de la leche en que se moja la torrija antes de freír, dejan una sensación sedosa y cremosa en boca. Las adiciones de miel y azúcar moreno atribuyen no solo a la sensación en boca, sino también a la bebilidad, aligerando el denso cuerpo y escondiendo peligrosamente los 8,6 grados de alcohol.

En secundario, cuando la cerveza ya está fermentada, se añaden los toques finales en su justa medida: la canela y el toque cítrico en forma de piel de naranja. Por lo tanto, en la cerveza se encuentra todos los matices que te recuerdan a la torrija de la abuela: el aroma presenta notas de canela, naranja, caramelo y un carácter a maltas torrefactas y pan dulce. En boca reencuentras lo percibido en aroma contrastado con una fuerte lupulación, equilibrando el carácter dulce de la cerveza, haciéndola peligrosamente bebible.

La versión helada de la Imperia Torrija

Tal es la pasión de los chicos de H2ÖL Brewing y Olhöps por las torrijas que decidieron hermanarse con Höp Cream, especialistas en helados con cerveza artesana, y hacer también su versión helada para completar el maridaje, creando un helado que ha causado sensación. El helado contiene la cerveza Imperial Torrija, trozos de torrija congelados y un sirope de canela y caramelo que recuerda la torrija en su versión más fresca.

Así que si todavía no habéis probado la versión líquida y helada de este postre no debéis esperar más.

Podéis conocer más sobre las cervezas de H2ÖL Brewing en https://www.h2olbrewing.com/es/cervezas/

Deja tu comentario

¡SUSCRÍBETE!

Si te ha gustado, puedes apuntarte a nuestro boletín de novedades y no perderte nada.

Gracias por suscribirte.

Ha ocurrido un error, vuelve a intentarlo.